¿Cómo ahorrar energía en tu cuarto de baño?

¿Cómo ahorrar energía en tu cuarto de baño?

Ahora puedes gastar mucho menos en tu factura si descubres cómo ahorrar energía. En este artículo te revelamos cómo reducir tu factura y de qué manera puedes encontrar la tarifa más atractiva.

¿Cuánto cuesta dar de alta el gas y la luz

El precio del kWh (kilovatio por hora) se ha incrementado en los ultimos años de una forma muy considerable. Según el Eurostat, servicio de estadística de la Unión Europea, el precio del kWh para los españoles ha aumentado más de un 70% en los últimos años, convirtiendo a la factura de España en la tercera más cara de Europa, solo por detrás de Irlanda y Bélgica. Si comparamos el precio de la factura con la renta per capita de los ciudadanos, España ocupa el segundo lugar, solo por detrás de la República Checa.

Es por ello que cada vez son más las personas que se preocupan en ahorrar energía para tratar de disminuir su factura de luz y gas. Afortunadamente, hoy en día contamos con los comparadores de energía. Se trata de empresas intermediarias que utilizan herramientas para realizar una comparativa del precio del kWh. De esta forma el usuario puede conocer de primera mano cuál es la tarifa más económica. No obstante, esto nos sirve para saber cuánto cuesta dar de alta el gas o la luz, ya que se trata del pago de unos derechos regulados por el Estado y que son iguales para todas las compañías.

Consejos para ahorrar energía en el baño

A continuación vamos a darte una serie de consejos para que puedes ahorrar energía en tu baño:

● Aprovecha la luz natural si tienes una ventana en tu baño y no tienes inconvenientes con tu intimidad por vivir en una planta baja. Coloca cortinas de colores claros o transparentes para dejar pasar la luz. Así podrás evitar el uso de la luz eléctrica durante el día.
● Desconecta todos los aparatos que estén en stand by, ya que el consumo fantasma puede incrementar el gasto energético un 11%.
Antes de utilizar el secador de pelo o una plancha sécate bien el pelo, ya que estos aparatos realizan un gran consumo energético. Ayúdales a hacer su trabajo para que no tengan que estar encendidos tanto tiempo.
● Gracias a los sistemas de acumulación de agua caliente (ACS) podemos ahorrar mucha electricidad en electricidad, ya que los sistemas de producción instantánea calientan el agua cuando se necesita y sin acumulación.
● Cada grado de aumento en la ducha supone un incremento en el gasto energético. Normalmente la temperatura de la ducha debe estar entre 30 grados y 35 grados centígrados.

¿Quieres conocer otros consejos para ahorrar energía? Te invitamos a leer el siguiente artículo de la OCU.

Deja tu comentario

Cetelem. Ofrecemos hasta 36 meses sin intereses

Envíos a toda España

Península y Baleares